El Bosque Nacional del Caribe

El Yunque

 



Ciencias Ambientales

Recopilado por: Dra. Jennie T. Ramírez

Catedrática Asociada

Universidad Interamericana Recinto de Ponce

Flora

 

El Bosque Nacional del Caribe aunque es el mas pequeño del Sistema Nacional de Bosques, es el mas diverso. Se han observado 240 especies de árboles nativos de los cuales 26 son endémicos, o encontrados solo en el Yunque. En adición, se han reportado 47 especies introducidas, 88 especies de árboles

 

 

 

raros, 50 especies de orquídeas nativas y sobre 150 especies de helechos. Así como el relieve del terreno y la precipitación varía dentro del bosque, la flora y la fauna tiene características que varían con la elevación. El Bosque se puede subdividir en cuatro tipos de bosques: el Bosque de Tabonuco, el Bosque de Palo Colorado, el Bosque de Palma de Sierra y el Bosque Enano o Bosque de Nubes.

 

 

Foto: Luis M. García, tabonuco (Dacryodes excelsa

 

El Bosque de Tabonuco ocupa las laderas bajas del bosque donde abundan las hondonadas húmedas. Tiene una máxima elevación de 600m (2,000 pies), cubre aproximadamente 13,335 acres y el suelo es de moderado o bueno. Se distingue por ser el mas espectacular en cuanto al tamaño de los árboles, algunos pueden medir hasta 125 pies. Las especies dominantes de la zona son por supuesto el tabonuco (Dacryodes excelsa) y el ausubo (Manilkara bidentata). Junto con ellos podemos encontrar helechos gigantes, (Cyathea arborea), y los árboles nativos, el yagrumo hembra, (Cecropia peltata), el yagrumo macho (Didymopanax morototoni), el granadillo (Buchenavia capitata), el guaraguao (Guarea guidona) y el laurel sabino (Magnolia splendens), este último es endémico del Yunque y está considerado como especie amenazada.

 

  

 

 

     Foto: Luis M. García

 

El Bosque de Palo Colorado localizado entre 600 a 900 metros (>2,500 pies) sobre el nivel del mar, con una extensión de 8,490 acres y con un suelo de drenaje pobre. El árbol dominante es el palo colorado (Cyrilla racemiflora), árbol de ramas retorcidas, con la corteza colorada. Se ha estimado que alguno de estos árboles pueden tener hasta 1,000 años de edad. Al tener troncos huecos, algunos de ellos muestran cavidades que son utilizados como refugio por distintos animales, especialmente la cotorra puertorriqueña (Amazona vittata). En combinación con el palo colorado podemos encontrar el caimitillo (Micropholis garcinifolia), el caimitillo verde (Micropholis garciniaefolia), el yagrumo hembra, (Cecropia peltata), el azafran (Hedyosmum arborencens) y la palma de sierra, (Prestoea montana).

 

 

 

  

El Bosque de Palma de Sierra está localizado a 600m sobre el nivel del mar. Su extensión es de 5,088 y sus suelos son inestables y poco profundos. Está dominado por la palma de sierra, (Prestoea montana), que abunda en laderas escarpadas, en los riscos de las montañas mas altas, y en la rivera de los ríos,

arroyos quebradas y valles anegados.

 

Foto: Luis M. García

                                                                                   

Aunque esta palma nativa se encuentra distribuida ampliamente en otras zonas del bosque, podemos decir que esta área esta dominada casi exclusivamente por ella. Se distingue por el sistema de raíces sostenedoras en el tronco de la palma, adaptación que le permite vivir en suelos inestables y saturados. Estas palmas son de suma importancia pues protegen el suelo en las cuencas de los ríos evitando la erosión, además, el fruto de esta palma es la fuente principal de alimento de la cotorra puertorriqueña.

 

Foto: Luis M. García

 

El Bosque Enano o Bosque de Nubes está restringido a las elevaciones mas altas, del Yunque, alrededor de 1,000m (2,500 a 3,523 pies) y ocupa unos 933 acres. Su suelo es ácido y de pobre drenaje. Por lo general está cubierto de nubes y recibe de 150 a 200 pulgadas de lluvia. Aquí encontramos las temperaturas mas bajas, de aproximadamente 18.5ºC (65.3ºF). A tener difícil acceso no ha sido muy perturbado. Debido a los factores ambientales que regulan este bosque la vegetación es de poca altura. Este bosque recibe fuertes vientos por lo que su follaje es de apariencia doblada. Los suelos están siempre saturados debido a la alta precipitación que recibe el área. Las nubes y la neblina cubren este bosque la mayor parte del tiempo. Esto bloquea la entrada de luz y reduce la actividad fotosintética, limitando el crecimiento de los árboles.

 

  

 

Foto: Luis M. García

 

En este bosque encontramos gran cantidad de musgos helechos, bromelias y diminutas orquídeas cubriendo las ramas y los troncos de los árboles. Alrededor del 40% de la flora del bosque enano es endémica a Puerto Rico de éstas 28 especies son endémicas a este bosque. Aunque hay 97 especies reportadas está dominado por cinco especies principales: la especie nativa Nemocá, (Ocotea spathulata) y cuatro especies endémicas, el roble de sierra (Tabebuia rigida), el limoncillo (Calyptranthes krugii), la guayabota (Eugenia borinquensis) y el camasey negro(Calycogonium squamulosum).

 

Inicio

Historia
Localización
 Clima y Topología
Flora
Fauna
Referencias

© Universidad Interamericana de Puerto Rico